Thursday, August 13, 2009

Sol y Luna: Papá y Mamá dentro de Mí

Cuando somos niños, somos una esponja que lo absorbe todo. Tal y cómo una semilla que empieza a germinar y que abosorbe toda el agua y nutrientes posibles para crecer, así también nosotros de pequeños mezclamos la esencia de nuestro padre (Sol) y nuestra madre (Luna) en nuestra psique y la tratamos de incorporar a lo largo de nuestro desarrollo.

Sin embargo, los principios masculinos y femeninos representados por el Sol y la Luna y encarnados en nuestra vida através de nuestros padres o las personas que cuidaron de nosotros, están en constante evolución y cambio, generación tras generación. En algunas familias, puede haber personas que nacen con una fuerte necesidad de romper totalmente con el esquema que pudo haber surgido muchas generaciones atrás o, por otro lado, personas que naturalmente se acoplan a la tradición, cómo sí el patrón de la esencia familiar tuviera todavía mucho jugo del cuál sacar provecho .

Para algunos puede resultar difícil relacionarnos con el principio de la madre, del padre o de ambos. Mientras que a otros puede resultarles una tarea fácil. Hay personas que desarrollan una relación muy especial con el padre, mientras que ignoran a la madre o viceversa...

¿A que se deben éstos desequilibrios en nuestra relación con los padres?

Desde el punto de vista astrológico, ésto se debe a la naturaleza de la interacción entre nuestros padres en el momento de la concepción y durante el desarrollo y momento del nacimiento. Pero también a lo que representamos para ellos.

La carta natal es cómo una radiografía de nuestro interior y la posición del Sol y La luna por signo y casa, así como sus aspectos, nos revelan la esencia que deribamos de nuestros padres y las dificultades para integrarla a la base de nuestra personalidad. El universo nos regala la esencia de la Luna y el Sol (Padre y Madre) para que hagamos algo con ello, para que busquemos una nueva síntesis y con ello hacer que las futuras generaciones avancen hacia un plano de consciencia cada vez más amplio.

Nuestros Padres, o aquellos que nos recibieron, nos dan la base. Pero nosotros debemos aprender a ver dicha base en nosotros mismos. Aunque en algunos casos nos toque crear la base desde abajo o romper con la base para poner una nueva, aceptemos nuestra misión natural. Esa certeza que vibra en nuestra alma.

Jamás culpes a tus padres de tu propia infelicidad. Nuestros padres no pueden ser perfectos y quizás ellos también absorbieron la misma limitación que tu tienes de sus padres (tus abuelos). Si eres consciente de esa herencia de deudas pendientes, siéntete dichoso o dichosa porque el universo te está dando la oportunidad, de romper de una vez por todas, con esas formas de infelicidad que tanto han oprimido a tus ancestros.

Los aspectos de tensión al Sol y la Luna, entonces, no deben ser vistos cómo "malignos". Más bién son oportunidades para el cambio de consciencia. Así que tu que erés Sol cuadratura Saturno, Sol oposición Plutón, Luna cuadratura Urano, Luna oposición Neptuno... (y muchos aspectos más) asúme éstas oportunidades de cambio, y hazte cargo de tu felicidad y plenitud.


- Victor Velásquez

2 comments:

Laura M said...

Ciertamente si culpamos a los padres por nuestras carencias permanecenemos en un estado de irreflexión, colocando responsables fuera de nosotros en lugar de mirar hacia adentro.
Los padres son las figuras que nos reflejan el potencial y las carencias de nuestras luminarias.
A nosotros corresponde hacer el trabajo y a nuestros hijos reparar lo no concluido.

America said...

excelente articulo..
vengo solo descubriendote hoy, y me he recorrido tus paginas de meses anteriores..
Muy entretenida la forma de plantear la vision de los signos y ademas bastante mas profunda y a la vez facil de entender
Gracias por compartir tanto conocimiewnto que nos ayuda.

Un abrazoooooooooooo
America