Saturday, February 20, 2010

All the Clouds are in Bed / Todas las nubes están en la cama


En el Cielo, la hermosa conjunción de Venus, el planeta de la belleza y el arte y Júpiter, el planeta de la expansión y la búsqueda de sentido, en el imaginativo, fascinante y místico signo de Piscis.

En la Tierra, gente buscando darle cabida a dicho emplazamiento (sin darse cuenta de ello), que funciona como puente entre lo mundano y lo divino.

En la Tierra, gente buscando conectarse con un principio superior, con hambre de sentido e inspiración.

En la Tierra, seres talentosos. Artistas que funcionan como médiums. Voceros de una amplia visión. Mimos del lenguaje del inconsciente.

En la Tierra, seres que se dejan guíar por su niño interior quien los lleva por pasajes oníricos, cada vez que se arropan y se van a dormir y que luego se empeñan en regresarlo a sus cabales, cada mañana, cuando tienden la cama.

En la Tierra generadores de imágenes que despiertan el mundo de los sueños y lo traen a la plena consciencia. Nuestra oportunidad de entrar en comunión con los símbolos del alma, con los ojos abiertos.

Uno de éstos mágicos generadores de imágenes es Alberto Viloria "Almuerto Velorio", quien a través de su obra "ALL THE clouds ARE IN BED" nos abrió los ojos, para mostrarnos el lenguaje que creemos haber dejado de hablar. Y lo hizo con toda su riqueza simbólica y envolviéndolo todo con las tonalidades refrescantes y tranquilizantes del azul turquesa. Tonalidades celestiales, tonalidades de la inmensidad del mar. ¿Será acaso el color de nuestros sueños?


Alberto Viloria "Almuerto Velorio" y su esposa Violetta, abriendo la Puerta de los Sueños.



Aquí vemos a un hombrecillo muy peculiar, en un punto de reunión entre los maizales, esperando ¿alguna nave, algún espíritu, algún rayo de luz que lo transportará a otra dimensión?



Aqui vemos a otro ser en pleno proceso alquímico. Parece como si necesitáramos de una reacción química distinta en el cerebro que nos permitiese comprender el ciclo de la vida y la muerte desde una perspectiva más amplia.



En la obra de Viloria (pinturas + objetos) los árboles no son sólo árboles. Son criaturas que esbozan un lenguaje. Sus ramas describen extractos de leyendas de criaturas mágicas que habitan en los bosques o casi pueden escucharse los susurros de duendecillos o cánticos antiguos de pájaros encantados.


El contraste entre el azul turquesa y las tonalidades cálidas, es exquisito.



Viloria somete a la luna a su propio hechizo. Reconoce la corriente subterránea de nuestro inconsciente, capaz de arrastrarnos por un mundo de emociones poco comprenscibles. Más sin embargo decide funcionar de manera activa, en su relación con ello. - "La luna no me genera a mí. Yo genero a la luna", susurra una de sus pinturas.



Violetta, esposa de Viloria y Vicco, amigo y admirador de su obra

Y finalmente nos revela a todos los espectadoras, uno de los secretos, para el diseño de todo mundo: El poder del Decreto. La realidad, siempre ficticia, que nos rodea, cómo resultado de toda una serie de decretos y el recordatorio final, que nos señala la fascinante posibilidad de seguir decretando pero de manera consciente.


Alberto Viloria "Almuerto Velorio" y Victor Velásquez "Vicco"

Y así fué una de las maneras en las que recibí, la conjunción Venus-Júpiter en Piscis, con aquél momento de apreciación artística, del día 18 de Febrero del 2010, entre 9 y 10 PM, en el Instituto de Estudios Superiores José Martí, en Monterrey, Nuevo León.

4 comments:

Suzanne Denisse said...

hey vics
muy padres pinturas
besos

donde esta esta expo?

Vicco said...

Enfrente de la UR prima

iLiThYa said...

wey ame las pinturas de tu amigo y su arte..el arbol en el techo azul genial!! q chidoo =)

Vicco said...

Wey el vato es la onda... esta tomando mi curso de Astrologia Arte Terapia... a veces los pongo a dibujar y ya sabras... nos impacta a todos con su talento... yo soñe con una de sus pinturas.. jajaja