Tuesday, March 2, 2010

Dibujando Deseos

Presenta:


Después de haber destilado cierta sabiduría sobre el Poder del Decreto através de varias experiencias que he tenido en los últimos días. He hecho algunos descubrimientos. Uno de ellos tiene que ver con mis pinturas y con las imágenes del Vibrario que he estado construyendo.

He estado dando un curso de
AstrologíaArteTerapia en Monterrey, del cuál no sólo han aprendido mis alumnos sino que también yo como maestro. En todo proceso, se presenta un momento de crisis, que para los ojos optimistas, (espero que sea el caso de mis lectores) se trata de un reto: Un obstáculo hecho a la medida exacta de nuestras posibilidades que está ahí para formarnos y que al superarlo, lleva nuestra experiencia a otro nivel. (Pero que al evitarlo se convierte en una frustración constante).

Las últimas semanas, fueron de retos importantes para mi curso. Uno de ellos se manifestó a través del dilema
"Determinismo V.S. Libre Albedrío" (almenos eso ocurrió en mi mente) que yo imagino, muchos astrólogos han enfrentado, quizás en varias ocasiones, a lo largo de sus profundizaciones.

Estudiar la astrología ¿Es para ver todas esas cualidades y vibraciones planetarias que nos determinan o para descubrir el campo de manifestación que tiene nuestro libre albedrío?

Durante mis lecciones hemos profundizado un tanto en la teoría. En la clase de la semana pasada, vimos los
vínculos energéticos naturales que existen entre diversas áreas de experiencia o actividades (Casas). Durante la clase, podía haberme conformado con sólo explicar dicho tema y ya. Podía haberme limitado a darles la información y dejar que mis alumnos sacaran sus propias conclusiones, con el riesgo de que terminaran por solamente reaccionar a los vínculos ahí descritos. Pero quice ir más allá. Quise que no solamente tomaran consciencia de ello sino además depositarán un deseo en dicho vínculo.

Por ejemplo, si yo sé que naturalmente (después de haber interpretado mi carta astral) existe un vínculo desde la casa 2 (La casa de los recursos) y la casa 9 (La casa del extranjero). Puedo, entonces, tomar consciencia de deseos que lo representen, por ejemplo un deseo de llevar las cosas que produzco a Europa. Si soy un artista que produce pulseras y collares, puedo tejer un sueño en el que me
visualice haciendo tal travesía y con ello convocar a la manifestación de ello en mi vida. A ese nivel quiero llevar a mis alumnos, al nivel de la Astrología Práctica. En ese nivel, el conocimiento se vuelve magia. Y el determinismo ya no es visto como determinismo puesto que lleva implícito el Libre Albedrío y la Consciencia del Deseo.

El
Vibrario (Diario de Vibraciones) puede utilizarse cómo un lienzo en el que podemos desplegar con formas, colores, texturas... cada uno de los deseos que vamos descubriendo a medida que vamos comprendiendo más y más nuestra carta natal.

Si observaras mi carta natal, te darías cuenta, que tengo una casa 9 que predomina mucho. Resalta del resto de las casas. Uno de los factores que le dan tal importancia, es el hecho de que el regente de mi ascendente Capricornio (Saturno) se encuentra emplazado ahí, en plena casa 9, la del extranjero, la filosofía, el estudio superior... y otras posibles formas.

Medité un rato en ello, y derrepente hice consciencia de uno de mis deseos más profundos. Entonces, tomé el vibrario y lo metí en un pequeño saco en el que además agregé colores y un libro. Estaba decidido a salir de casa, caminar por el Paseo Santa Lucía y encontrar una mesa al aire libre, bajo la sombra de algún árbol, en la que pudiera apoyarme y meterme en la labor de dibujar mi deseo en el papel.

Después de un largo tiempo, no econtré mesa tal. Pero había una banca que me simpatizó. Me senté e instantes despúes, manos a la obra, la imágen de mi deseo había estado cocinándose en mi mente durante todo el tiempo en el que buscaba un lugar donde sentarme, así que la labor de dibujar el símbolo, se dió de manera automática.

Mientras pintaba, realmente sentía el deseo latir en mi interior. Y dejé que fuera ese deseo el que conducía cada movimiento de mis manos sobre el papel. No juzgué, ni critiqué lo que de mí brotó. No se trata de dibujar o pintar con profesionalismo, más bien de conectarse con el deseo y encontrar algo que lo represente perfectamente y que nos haga vibrar con él. Y ésto fué lo que terminé haciendo:



En el papel, decidí plasmar algo que tuviera un centro poderoso, en medio de un rombo que se forma con la unión de dos compases, uno tradicional y el otro como si se transformara en una regla, siguiendo algún sistema de medición. Es un deseo profesional o de estudio el que plasmé aquí. Rodearse de un ambiente de aprendizaje, quizás universitario. Y en medio, el ojo sobre mundo rodeado de circulos entrelazados con listones que forman el símbolo de lo infinito y coronado en los dos sentidos por dos lenguas , como diciendo "Quiero ver el mundo desde distintos ángulos y comprender a los distintos grupos de seres humanos, en sus distintas lenguas, culturas o religiones".

Claramente puede observarse en el símbolo la necesidad de formar una estructura sólida de Saturno con el simbolismo de las herramientas de medición y diseño y la necesidad de relacionarse, al ver la balanza en la parte superior. Saturno en Libra es el planeta regente de mi ascendente. Y es ese uno de los deseos más fuertes. Algo que puede mantener el motor de la búsqueda en ésta existencia.

El momento mágico sucedió de manera sincrónica al dibujo. Mientras dibujaba, se acercó un estudioso de la fotografía y me contó que necesitaba tomar fotografías para un proyecto y me pidió que continuara con mi trabajo. Que sólo tomaría unas cuantas fotos. He aquí unas de las fotos que Jorge Sena (he aquí su trabajo) me tomó:




El mensaje que el momento me regalo fue el de que somos uno con nuestros propios deseos. Lo que pintaba era mi deseo de ver el mundo y la cultura desde distintas perspectivas. Y mientras lo hacía al mismo tiempo llego una persona quien de manera voluntaria me empezo a tomar fotos desde distintos ángulos.

Eso que deseamos ya lo somos, ya solo falta tomar consciencia y desplegar las formas que sean necesarias en nuestra vida para manifestarlo. Para traerlo del plano potencial al plano de la manifestacion. Pinta tus deseos, que al hacerlo no estas haciendo otra cosa mas que un ritual para atraerlos a tu vida.

Te acuerdas del artículo de ¿Pinturas Predictivas?. Este fin de semana descubrí que, en ocasiones, no es que las pinturas predigan. Mas bien al pintar me conecto con mis deseos y al hacerlo, despliego en formas lo que antes era potencial. El despliegue en el lienzo funciona solamente como un "calentamiento" de la ejecución de la energia. Después las pinturas se salen del cuadro y se manifiestan en acontecimientos concretos a lo largo de mi vida. Eso sucede cuando se pinta con intención. Cuando pintar es mâs bien un
DECRETO de lo que deseamos no solo plasmar en papel sino dedicarle un capítulo completo en ese espacio-tiempo al que llamamos VIDA.

-Victor Velásquez

3 comments:

Violacea domestica said...

Viccolino, has dibujado la regla y la escuadra del templo de Salomón... en qué lugar de todo eso reside tu deseo? quizá como Hiram Abif erigir el soporte físico de un algo más allá del pensamiento. Es bien loco cómo devino un signo tan pero tan específico de un momento de dejarse ir... ya pensaste algo a fondo?? Bueno, luego de haberlo hecho sin juicios... no digo juzgarlo ahora pero tratar de discernirlo...

iLiThYa said...

vicco que guapo! me encanta tu nuevo look patillesco y pelo largo =)

hahha fue lo primero que vi, las pics..

oye ves lost?? tu dibujo me recordo un poco la serie, por la balanza q salio en la nueva temporada del bien y el mal en la isla.

Vicco said...

No chicuela ya no veo lost... ya ha de estar super fumado hahaha! Igual y mi inconsciente lo sigue viendo hahaha y por eso pinto cosas de Lost. Ya no veas mis pinturas que luego la voy a regar y voy a decirte lo que va a a pasar hahaha
Hablando de mi patilla... la raza me esta empezando a decir Wolverine.