Saturday, August 28, 2010

La Importancia de Procesar Nuestras Emociones


Hace varias noches, durante noche de luna llena, tuve una sutil revelación respecto algo que nos acompaña en nuestro día a día y que a veces no le prestamos atención: Nuestras emociones (Nuestra Luna Natal).

Hay ocasiones en las que tenemos muchas cosas que hacer, especialmente si nos encontramos en el afonoso corchete temporal de [Lunes a Viernes]. Te levantas, te bañas, tomas tu desayuno y a partir de ahí, el tiempo se pasa ráipido entre el montón de cosas a hacer en la oficina y los va y venes de la vida cotidiana.

Haces y deshaces, subes y bajas, vienes y vas, y a veces... entre tanto movimiento, te va apoderando un ligero sentimiento de vacío y falta de sentido que no sabes ni explicar ni de donde viene. Pero tu no le haces caso, sigues empeñado(a) en salir adelante con tu semana. Hasta que de pronto, se cruza alguien por tu camino y te pregunta "Hey! ¿Cómo te sientes?" Si esa persona es un colega de trabajo con quien hablas solamente de cifras o de la planeación de proyectos o cosas por el estílo, esbozarás una sonrisa mientras dices "Muy bien" y eso le bastará para quedar convencido de que todo marcha en completa "normalidad" . Pero si esa persona es tu amigo(a) muy probabemente no quede convencido(a) y termine invitándote un café para desmenuzar contigo tus sentimientos. ¿Cuántos de éstos amigos tenemos? En algunos casos no podemos contarlos ni con los dedos de una mano. Pero yo me pregunto, ¿has hecho tu tambien lo posible por nutrir éste tipo de relaciones? Si hasta ahora no ha sido así, te invito de todo corazón a que comiences a hacerlo al terminar de leer éste artículo.

¿Alguna vez te has comido un sandwich para luego volver a verlo, entero, en la tasa del baño, después de hacer tus necesidades? Claro que no, porque hay un proceso de digestión que toma su tiempo necesario para procesar el alimento, destilar sus nutrientes y desechar lo que no sirve. Eso es lo que sucede con el sistema digestivo. Y perdona que haya sido un poco brusco con mi ejemplo, pero lo necesito para utilizarlo como referencia.

Todo sistema tiene sus tiempos, en los cuáles, si cooperamos con nuestra atención y respeto, las cosas marcharan bien. En el ejemplo de arriba, nuestro amigo, al controlar sus emociones para que todo marche bien en el trabajo, ésta sacrificando el sistema base y fundamental de todos nuestros sistemas: El Sistema Psíquico (La vibración de nuestra Luna Natal).

Nuestro amigo se siente vacío porque no deja que sus emociones hablen (Luna) y como resultado percibe todo su alrrededor desde ese ángulo desintegrado. Por más bien que puedan estar las cosas en su trabajo, el sentirá que algo anda mal y todo porque no las ha ventilado.

Es cómo cuando acabas de comer demasiado en un restaurant y en tu camino de regreso a casa pasas por un mercado en el que cocinan todo tipo de guisos. Si en ese momento volteara a ver tu cara, muy probablemente se parecería a la cara de un niño que acaba de chupar un limón (En México, a eso se le llama cara de fuchi).

Si todos los días diéramos un espacio a procesar nuestras emociones, el tiempo que fuese necesario no nos sentiríamos ni tan vacíos ni tan abrumados. Es importante asimilar todos los nutrientes emocionales de las situaciones, destilar las cosas buenas que nos dejan, permitir el cariño y amor de otros entrar en nuestro sistema, permitir que el sentido de humor de otros nos active nuestra risa, permitir que se cree un puente o conexión íntima... Es bueno absorber este tipo de contenidos. Pero por otro lado debemos desechar todo aquello que nos sofoca, nos bloquea y nos intoxica... y para esto a veces es necesario expresarlo ya sea llorando, con algun movimiento brusco, con gestos, pero es necesario crear una forma con nuestro cuerpo que exprese el sentimiento afuera sin dañar a otros y para que no se exprese adentro con alguna forma de maltrato físico inconsciente, el cuál estará sonando tal y como una fastidiosa alarma matutina, todos los días por donde quiera que vayamos.

Cuando sabemos expresar nuestras emociones día a día, éstas nunca van a ser tan explosivas puesto que nada se va a acumulando. Su expresión es dosificada. Cuando integramos nuestras emociones en nuestro día a día, éstas renuevan constantemente nuestra percepción sobre las situaciones. Si le expreso a alguien mi enojo o mi tristeza, al día siguiente veo las cosas totalmente distintas, quizás recupere el sentido del humor y mi sonrisa luzca mas radiante que nunca. Pero si no las expreso mi percepción sobre el afuera se oscurece y mi sonrisa se va volviendo cada vez más gris, hasta que un día, me da el trueno, osea, una forma de colapso emocional. Lo único que me hacía falta era expresarlas... pero dejé que se acumularan.

Es por eso que insisto en que el intercambio de nuestras experiencias emocionales debe estar presente en nuestra definición de amistad. Las buenas amistades, como dicen, son las que estan en las buenas y en las malas. Es decir en la amistad se tiene consciencia y se respeta la digestión de las emociones con sus ratos de asimilación y con sus ratos de deshecho. Es bueno tomar consciencia de que a veces es el otro quien necesita ventilar sus emociones y a veces nos va a tocar a nosotros. Cooperar en la creación de éste tipo de lazos y fomentar éste tipo de "Cultura de amigos" es esencial para el bienestar de todos.

La posición de la luna natal representa esa vibración muy íntima que si aprendemos a integrar a nuestra personalidad y hacerla presente en nuestras relaciones con suficiente madurez, podremos hacer que nuestros días sean más felices.

-Victor Velásquez

5 comments:

Suzanne Denisse said...

i love u cuz you're totally right our heart is not a place to hide our secrets cause they will rot it.

Ana said...

Muy interesante, gracias Vico, yo creo que la luna se me ha caído encima!!! ;)

Saludos

javier said...

Tengo Luna en escorpio y tengoque esperar meses hasta que llegues a ella!!!! aaaaaaaaahhhh

Vicco said...

Prima I love you too!!!! Gracias por sus comentarios Ana y Javier. Si voy por orden con las Lunas Javier, pero derrepente puede acelerarse el tiempo de publicacion... no comas ansias :)

Anonymous said...

cada vez mas seguido me estoy dando una vuelta por este blog. Muy interesante como escribís! gracias por compartirlo!
Luciana -Buenos Aires-