Sunday, September 5, 2010

Mercurio Retrógrado: Replanteando la Lógica de Nuestro Entorno

Presenta:

Una perspectiva más optimista para Mercurio Retrógrado

¡Todo iba muy bien, hasta que Mercurio se puso retrógrado! Así es, yo también aún y sabiendo algo de Astrología, caigo en la trampa de frustrarme ante las situaciones caóticas, durante las retrogradaciones de Mercurio. Y al enojarme y hacer la rabieta cuando algo no esta saliendo como estaba planeado, me estoy comportando como esas personas inconscientes que refunfuñan cuando hay una desviación en el boulevard, debido que hay obras en construcción o cómo algunos aún menos pacientes y poco considerados que maldicen cuando el semáforo les toca en rojo (Todos esos casos... pueden ser YO, upssss).

Sí, Mercurio Retrógrado es simplemente un lapso de tiempo momentáneo y necesario en la consciencia, en el cuál la lógica normal de nuestro entorno se detiene. Generalmente nos irrita el caos que ésto ocasiona, pero no nos damos cuenta que en realidad es una oportunidad para ver cómo funciona un proceso y replantear la lógica que seguimos en el mismo. (Y más aún si ésto sucede en Virgo, como sucede actualmente) Si seguimos con el ejemplo del gruñón que no tolera las desviaciones por construcción, podemos decir que el señor éste no está viendo, en el momento del desvío, el maravilloso estacionamiento que está en construcción, que dará lugares a más personas, incluyéndolo a él y que estará disponible en un par de meses. A veces creemos que lo que nos está pasando es malo, pero puede ser muy bueno en el largo plazo. Mercurio Retrógrado es necesario para la evolución de todo proceso logístico.

Pero déjame contarte el porqué a Vicco le salieron, en éstos días, un montón de
canas verdes. Tal y como lo ha estado marcando la tradición viccolina, el mercurio retrogrado coincide en la vida de Vicco con un cambio de residencia. Todo iba muy bien, Vicco había mudado ya todas sus cosas. Ropa, libros y algunos muebles habían sido trasladados ya desde la casa anterior, ubicada cerca del Mont Royal hasta la casa nueva, en el centro de la ciudad (Montréal). En fin, todo estaba allá excepto la bicicleta. Ésta la había dejado encadenada, segura, en la entrada de la casa (De la que, una vez les conté, que habían desaparecido las escaleras una mañana), y en esa ocasión, despúes del curso de francés, me dirigía con la intención de recogerla.

Era 1ero de septiembre, el contrato de la renta había terminado el día anterior y no pensé que fuera a haber algún problema si dejaba mi bicicleta un día más. Además, dejé una nota pegada sobre la bicicleta que decía que vendría a recogerla al día siguiente, el susodicho primero de septiembre. Pero olvidé mencionar algo que, según yo estaba implícito en el mensaje. Una frase que me costó mucho no haberle puesto a la propietaria de origen vietnamita: "I will give the key back to you Tomorrow" (Le entregaré la llave mañana).

Iba you muy campante por la banqueta, alegremente, casi silbando una canción, cuando al llegar a la entrada de la casa, "Oh sorpresa!" mi pobre bicicleta había sido sádicamente encadenada. Además de mi candado, tenía 2 más, ajenos. Uno en la llanta y otro en el manúblio. Y una nota que decía "Call me" (Llámame) y el número de teléfono. Mi cuadratura Sol- Marte (El planeta de la guerra) vió éste acto como amenazante y me avalancé al teléfono, para despúes avalanzarme contra los propietarios cuando llegaron a hablar conmigo. Sin llegar a los guamazos (Sinónimo de trancazos... upsss sinónimo de golpes).

-¿But, Victor, What could I do? (Pero Victor, que querías que hiciera...?) I wanted to make sure you would give me the key back (Quería asegurarme de que me dieras la llave de regreso) - Se justificaba la Madam ésta. - This is not the way to do it! This is a threat! I was going to give you the key Today (Esta no es la manera de hacerlo. ¡Es una amenaza! Yo iba a darle la llave de todos modos hoy)- Respondí con un tono de voz bastante elevado.

Despúes ella me dijo que había dejado una nota en la bicicleta como recordatorio de la llave. Más al parecer, alguien quitó esa nota (La verdad, yo no le creí.) Pero, en fin, concluímos que todo fué un malentendido, al final ya los dos eramos una sedita (Nos tratábamos con seda, osea suavemente).

Tomé mi bici y me dirigí a la estación del metro. Estaba por entrar, cuando... - HEY! HEY! - golpeeaba el guardia el vidrio que lo separaba, de los peatones, desde la taquilla. - Les vélos sont interdits jusqu'au 19 heures! (Las bicis están prohibidas hasta las 7 PM) - Câlisse! (Mala palabra quebecuá) - pensé. Había olvidado que de Lunes a Viernes había horarios para las bicicletas en el metro. Y yo tenía un montón de cosas que hacer llegando a casa. Había decidido tomar el metro para ahorrar tiempo.

En fin, mercurio retrógrado, obligándome a replantear la lógica de mi entorno y poniéndome limitaciones a la manera de Virgo, para el bienestar de todo el sistema. Yo ya empezaba a sentir que las cosas no iban tan bien, tenía que cruzar el Mont Royal para llegar a mi nueva casa. Iba a ser un largo trayecto, pero un buen ejercicio. Ajusté mi perspectiva hacia una más optimista.

Iba yo muy campante en mi bicicleta, casi obteniendo inspiración para un nuevo artículo para la sección Poesía en Bicicleta, cuando... de pronto, ZAZ! cacha QUAZ! QUAZ! QUAZ!... quaz!... era la llanta de mi bici... voltié a verla, y sí, suecedió... ¡estaba ponchada! Más sin embargo, deduje... no soy yo quien la acaba de ponchar... fué la propietaria y sus secuaces (los malitos), a quién no le fueron suficientes los sadismos y maltratos y además de encadenar mi pobre bici, también le pincharon una llanta, asegurándose de que no fuera lejos con ella. Sol cuadratura Marte se volvió activar, pero esta vez más sulfurado. Tomé el teléfono, le marque a la propietaria y le conté lo sucedido, asegurándome de recalcarle más de 5 veces: "For me this is threat" (Para mí esto es una amenaza). Ya no supe cual fué su manera de justificarse, porque no la dejé hablar. Pero bueno, felizmente no tomé venganza, solo quería que quedara claro lo que yo pensaba de toda la situación (que se origino por un malentendido).

Finalmente regresé a casa, con todas las cosas que hacer, especialmente toda la organización del cuarto. Había que designar un espacio para cada una de mis cosas. Remodelar la lógica de la relación con mi entorno. Y también había que ver en donde está el super más cerca y en donde hay un mecánico para arreglar mi bici. - ¡Prioridades Vicco! Piensa, en lo que es prioritario - me dije. Entonces, me di cuenta que la necesidad de tener mi bici lista era para pasearme, para obtener placer y con ellos escribirles un nuevo artículo (Quizás por eso me dió coraje que me la poncharan... me poncharon mi placer!). Más sin embargo, este fin de semana había cosas más importantes que hacer como hacer el super, organizar la ropa, las cosas y más importante aún, armar mi cama, la cuál compre en IKEA.

Ahora lo veo con optimismo. No quiero ser el gruñón que maldice con los semáforos en rojo o las obras en construcción. Mi bicicleta está cancelada por un rato, pero tal y como las mujeres que aprovechan el semáforo en rojo, para darse una maquillada express con la ayuda del retrovisor. Yo aprovecho este alto momentáneo de Mercurio Retrógrado para reorganizarme con mi cuarto y mi nueva vecindad. Luego tendré que buscar una llanta nueva y aprender como ponerla (Mercurio retrógrado nos obliga a que comprendamos el funcionamiento de algo, muchas veces a través de algo que se descompone).

Déjame decirte que armar mi cama me costó 6 horas de mi tiempo. No fué tarea fácil armar algo que es 3 veces más grande que mi cuerpo sin ayuda. Pero, me gustó mucho el proceso de hacerlo y al final quedé satisfecho. He aquí los pasos, que seguí para armar mi cama. Les comparto el proceso, puesto que es un buen ejemplo, de las cosas que hay que hacer durante un tránsito de Mercurio Retrógrado en Virgo. Aunque claro, cabe señalar, que tengo unas fundas y sábanas que regresar, puesto que no era el tamaño adecuado (Después de todo es Mercurio Retrógrado).


1.


2.


3.

4.

5.


-Victor Velásquez

7 comments:

nic said...

esta nota te salió muy fluida y especialmente divertida. Este mercurio retrogrado, para mi, ha sido un pain in the ass, pero he podido tomarmelo con mucho humor (dos pcs reformateados es lo de menos). saludos victor de monteral.

nic said...

esta nota te ha salido muy fluida y especalmente divertida. Mis dias retrogrados han sido un pain in the ass, pero he conseguido tomarmelo con un liviano humor. Saludos victorino

Anonymous said...

El final,apoteósico Vicco!!!
Me encantas!!!!

Vicco said...

Awwww lamento lo sucedido Nic, per hay que verlo por el lado amable.

Vicco said...

Apoteo... que? jejeje :)

Anonymous said...

simplemente genial, un abrazo.
M.

Vicco said...

Eres la M. que yo pienso?