Sunday, October 24, 2010

El Sabio "Y" El Guerrero


Tiempo y Deseo son dos principios que en ocasiones los vivimos como si fueran enemigos. Aún y sabiendo que la conjunción "y" denota unión o acuerdo, parece que vemos dicha letra como si fuera la disyuntiva "o" o peor aún como si ambos conceptos se enfrentaran en una pelea, con conjunciones adversativas como: (Cabe señalar, que aquí me refiero a las conjunciones en la gramática y no en la Astrología)

Tiempo contra Deseo
Tiempo versus Deseo

Permíteme hablarte en términos menos abstractos, es decir, deja que te baje los conceptos de las nubes, para que puedas entender con mayor facilidad, lo que en éste artículo quiero decirte. Mi tema del día de hoy: Saturno "Y" Marte (El Sabio y el Guerrero)


El Guerrero.

El Deseo es algo que nos acompaña desde el momento del nacimiento. Bueno, podríamos extendernos aún más y decir que, más bien, éste está presente desde el momento de nuestra concepción, puesto que ha sido por el DESEO de nuestros padres que nuestros ojos han visto la luz del mundo.

El Deseo es una energía caliente, cuyo elemento madre es el fuego. Esa sensación de calor la experimentamos comúnmente cuando nos exponemos a un terreno nuevo que deseamos incorporar a nuestra psique. El calor nos pone en movimiento. Hay una respuesta inmediata y espontánea. Sentimos que queremos apropiarnos de ese nuevo terreno ya, en ese preciso instante.

El Sabio

¿Te acuerdas de como gritabas y pataleabas cuando eras pequeño, cuando despúes de haber activado el calor del deseo, después de haber permitido entrar el estímulo de un "juguete novedoso" por la ventana de tus ojos, tu padre te decía que "Ahorita NO"? Te sentías frustrado, porque estabas invadido por el deseo, tan natural y eso no te permitía comprender el concepto del "Tiempo", el cual nos toma mas tiempo incorporar a nuestra psique.

El deseo inmediato se enfrentó al hecho de que la vida está organizada por ciclos de tiempo que debemos tolerar y ante los cual debemos ser pacientes. El árbol nos da su fruto, pero es preciso, esperar el momento apropiado para ello. ¿Será que en la civilizaciones antiguas, los padres, ya maduros, es decir, con una comprensión de la limitación del tiempo, les explicaban a sus hijos, el porque no había moras en invierno? Es cierto, en el mundo que vivimos ahora hay demasiados estímulos, presentes todo el año, pero lo que ahora nos limita es la propia estructura que nosotros hemos creado, la cuál está representada por el dinero. Ahora al niño berrinchudo que llora y patalea porque no puede obtener lo que quiere cuando lo quiere, se le explica que en éste momento no hay dinero, y que hay que esperar a una mejor ocasión. En ese momento de explícita sabiduría de nuestros padres, podemos aprender a concentrar esa energía deseante, en esfuerzos por conseguir ese papelito llamado dinero para, más tarde, poder comprar y conseguir finalmente lo que se deseaba.

La relación de Marte y Saturno en la Carta Astral

El planeta Marte representa en la carta astral, la manera particular en que podemos expresar, cada uno de nosotros, el principio del Deseo y la Acción Inmediata en nuestra vida, por un lado. El planeta Saturno, por el otro, representa nuestra manera particular de experimentar el sistema con sus reglas y estructuras de las cuáles somos parte y que através de la consciencia del tiempo y el espacio limita y contiene la experiencia en la vida.
Ningun planeta no es ni bueno ni malo. Cada uno tiene su función. Mientras que Marte calienta y empuja, Saturno enfría y detiene. El movimiento es básico en la vida (Marte = Deseo) pero este sería estéril si no existiera algo definido con limites através de lo cuál dirigirlo (Saturno = Tiempo).

El estudiar la relación entre Marte y Saturno en la carta astral nos permite tomar consciencia del diálogo existente entre la voz del Guerrero (Marte), siempre dispuesto a ir por lo que quiere y la voz del Sabio (Saturno) siempre en espera del momento apropiado para actuar con prudencia.

Es cierto, todos en algún momento enfrentamos el deseo y las estructuras de las cuáles somos partes, simplemente, a los 3 años cuando nos negaron varios juguetes o dulces. Pero hay ciertas criaturas que nacen siendo protagonistas del encuentro de esos dos principios y pasarán gran parte de su vida explorando y manifestando la relación entre el Sabio y El Guerrero, algunos de manera sutil y otros con formas más dramáticas, llenas de aprendizaje astral.

Quienes tienen la
conjunción de Marte con Saturno (Planetas juntos) experimentan demasiada ambición. Cada vez que desean algo, al mismo tiempo se ven en la necesidad de colocarlo al largo plazo y entonces dedican el resto del tiempo a trabajar duro, para conseguir eso que tanto desean. Estos seres, siempre desean cosas que requieren esfuerzo y tiempo. Así que los verás siempre concentrados en algun tipo de lucha, siempre en nombre de su propia ambición. Pero tenemos también, que otras personas con la misma conjunción, tendrán la misma ambición y también podrán ver lo largo que es el camino, la diferencia es que en lugar de ponerse a trabajar duro, optarán por no moverse, lo cuál les causará mucha frustración. La persona no se arriesga y no se avienta a la acción (Guerrero) y piensa que al hacerlo es prudente (Sabio), pero en realidad con esa posición ni se está siendo guerrero ni tampoco sabio y de ahí la frustración.

Quienes tienen la
cuadratura (90 grados), experimentarán de forma dramática la relación entre el Sabio y el Guerrero debido a que al experimentar la energía de alguno de éstos, se pierde consciencia de la existencia de la otra energía. Pudo suceder que en la infancia los padres de la criatura le castigaron muy duramente sus deseos inoportunos e impulsivos. Entonces el niño crece con la sensación de que no es bueno ir por lo que quiere y más tarde en la vida tendrá la necesidad de conectarse con su impulso de guerrero, cambiando las circunstancias de su vida, incluso de forma drástica. También le puede ocurrir a otro niño, con la misma cuadratura el tener padres que no saben como educar el deseo impulsivo de éste. Tenemos aquí padres que no saben amaestrar al guerrero y quizás le den todo lo que el nño quiere. El niño se sobreidentifica con el guerrero y más tarde en la vida, se topa con un sistema social, político, religoso o económico que funcionará como obstáculo. Ya desde la adolescecia al ver su carta natal, y asegurarnos que efectivamente, hay una ausencia de Saturno, podríamos predecir que en un futuro algo le sucederá a la criatura para frenar su exceso de movimiento.

Quienes tienen la
oposición (180 grados), viven la relación del Sabio y el Guerrero de una forma muy abierta. Es como si realmente estos prinicipos estuvieran en combate todo el tiempo. Generalmente experimentan sus combates en sus relaciones. Por un lado tenemos a alguien dispuesto a moverse hacia una dirección y por otro lado alguien que obstruye dicho movimiento.

Todos éstos casos están ahí, manifestando la existencia de esos dos principios. Quienes nacen con esas relaciones, son
protagonistas de la energía. Ellos mismos representan un homenaje de la existencia de dichas energías. Y la decisión de hacer algo constructivo con ello, es de ellos y no de la Astrología. La Astrología solo nos describe la esencia de los principios que se están cruzando.

Para quienes tienen dichos planetas en sextil o trígono, la relación entre éstos dos principios no requiere de ningún esfuerzo de nuestra consciencia para poder integrarlos. Tenemos entonces personas que son
muy hábiles en planear estrategias y objetivos y despúes mover las cosas sigiuendo dicha estructura y dirección.

¿Y que cuando vivimos un tránsito de Saturno sobre nuestro Marte Natal? Ahhhh, bueno el resultado es una
temporada de ardúo trabajo. Hay mucha ambición, hay motivación, pero las cosas no se consiguen en el "ahora". Es importante responsabilizarse del deseo. Es importante hacerle un mapa. De esa forma estaremos venerando el principio de la estructura y el tiempo y no lo estaremos negando y dejandolo al afuera para que no lo muestre.

De hecho yo Vicco, les confieso que estoy pasando por la conjunción de Saturno a Marte, y es por eso que quizás vean menos artículos publicados en éstos últimos dos meses, pero sobretodo en éste mes. Las circunstancias me han obligado a concentrar la energía en revisar mis prioridades, en medio de una temporada de mucha actividad. Casi nada de tiempo. Y pues ahora he regresado a escribir con más ganas, puesto que me he dado cuenta que éste blog es algo a lo que realmente le quiero dedicar energía. Eso es lo que estado aprendiendo, durante este tiempo que el Sabio y el Guerrero se han acercado a dialogar, en mi vida.

Animo a todos, cada momento tiene su dignidad y razón de ser.

3 comments:

Anonymous said...

Hello. And Bye.

azucena said...

hola vicco
te puedo mandar mi carta astral????
lei por ahì que las revisabas
gracias!

Anuk said...

Excelente explicación!!! Me gusta mucho el modo que tienes de plantear el conocimiento. Gracias por compartirlo
Anuk