Thursday, June 26, 2008

Antipetrificante





Dos estatuas animadas, es decir, con un alma, se encuentran en el camino pedregoso:
- Mi alma solo conoce los tonos grises y ya no puedo siquiera mover la boca, para decírtelo porque mis facciones están inmóviles, ¡Sálvame!-
Y una lágrima fué suficiente, para que el alma de la otra estatua escuchara y se conmoviera para compartir la paleta con toda la gama de colores vivos de su interior.
- Pero no dependas de mi - le dijo - aprende a fabricar tus propios colores en tu interior

1 comment:

Inkmate Joe said...

Ésta es mía. No sé donde está pero es mía.